Los orígenes del perro Bull Terrier corresponden con James Hinks, que después de algunos años de experiencia estandarizó la raza en la década de 1850.

Hinks pasó años en los que cruzaba perros Bull y Terrier, con el propósito de crear un bulldog que no fuese sólo un perro de pelea, sino que su apariencia fuera admirable.
Los perros criados por James Hinks fueron el pilar de la raza que conocemos hoy en día.

Historia de la raza Bull Terrier

Anteriormente los bulldog terrier eran llamados “los gladiadores del mundo canino porque eran capaces de resistir y luchar en el “cruel” deporte extendido en aquella época que era las peleas con toros, cuando estas fueron prohibidas por las leyes de Gran Bretaña eran utilizados para “las peleas de perros”.

El “nuevo Bull Terrier” ganó en notoriedad y en 1887 y se formó el Club de Bull Terrier. En ese momento la raza consistía principalmente de ejemplares blancos. Poco después comenzado el siglo XX, se hicieron esfuerzos satisfactorios y exitosos para criar un Bull Terriers tricolor.

raza bull terrier
Imagen (CC BY 2.0) de: StooMathiesen

La cría selectiva del Bull Terrier ha conseguido que sea un animal de compañía y una mascota muy simpatizante con todos los miembros de una familia que sea muy activa y tenga hijos mayores.

Aspecto, recomendaciones y curiosidades de la raza de perro bull terrier

bull terrier perro

Conducta:

 Recomendaciones:

Curiosidades:

Una característica muy particular, sus ojos son de forma triangular, es el único perro que los tiene así.

El bull terrier blanco es más propenso a tener problemas de salud, aunque esta raza, en lo referente a las enfermedades, en un buen tanto por ciento sufre de alguna patología, entre ellas están: la sordera, la epilepsia, problemas de la piel, problemas cardíacos, rotulas dislocadas… etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.