Placas Personalizadas para Mascotas

Elige entre las diferentes chapas identificativas para mascotas que ponemos a tu disposición. Además de quedar muy chulas nuestras mascotas siempre estarán identificadas y podrán localizarte en caso de necesidad.

Colgantes y Chapas Personalizadas para Mascotas

Las Placas, Chapas o Colgantes Personalizados darán un toque de personalidad a la mascota, ademas, de ofrecer tranquilidad a su dueño, ya que en caso de pérdida siempre se pueden poner en contacto contigo inmediatamente. Se puede elegir entre varios modelos y diseños distintos.

¿Qué poner en la chapa identificativa?

La chapa identificativa para perros o gatos puede verse solo como un objeto personalizado que dará información de cómo se llama tu mascota para quien desee saberlo o incluso, una forma de darle personalidad a tu mascota con su nombre a la vista.

Es decir, podemos usar la chapa personalizada solo como un abalorio que decore su cuello colgando desde su correa y dándole personalidad. No obstante, la chapa identificativa puede cumplir una función más y es poder identificarte a ti en caso de que tu mascota se extravíe y permita localizarte lo antes posible.

Existen diferentes modelos y diseños de placas personalizadas, por lo que podrás elegir cuál te gusta más para tu mascota y disponer en ella la información que desees aparezca.

Si solo quieres que aparezca su nombre por que lo que buscas es darle un toque personalizado, a buen seguro quedará muy bonita en el cuello de tu mascota, pero si además pones algún dato de contacto, como un número de teléfono, estarás previendo la posibilidad de que si tu mascota se extravía puedan localizarte de forma rápida.

Si además quisieras que quien lo encuentre sepa cuál es el domicilio donde reside tu mascota, también algunas chapas permiten (por sus dimensiones o diseño) incluir esta información, aunque nosotros prefiramos no incluir estos datos tan personales en la placa. con un número de contacto puede ser suficiente.

¿Por qué una Placa Personalizada para mi mascota?

Pudiera parecer que usar una placa personalizada, o chapa identificativa como también se las denomina, es solo a efectos visuales, un abalorio que poner a nuestras mascotas y que quedarán muy bonitas colgando de su correa.

Si bien es una forma de darle identidad a través de un objeto, su uso puede ser más práctico de lo que en un principio podemos pensar.

En la mayoría de países el uso de micro chips identificativos en perros es obligatorio, es la forma de poder identificar al dueño de un perro que se haya perdido o esté involucrado en un incidente que requiera de la identificación del propietario.

Sin embargo, no todo el mundo dispone de un lector de microchips en su casa y por tanto si nos encontramos un perro que parece perdido no nos resultará fácil colaborar.

Pondremos dos casos en los que el uso de una placa identificativa hubiera dado como resultado una más rápida resolución de la situación:

Pablo se encontró un perrito, parecía bien cuidado y llevaba un pequeño collar en su cuello por lo que enseguida se percato de que se habría extraviado. Llamó a sus conocidos del barrio para preguntar si alguien sabía de un perrito perdido, pero nadie pudo darle una respuesta. Al día siguiente optó por acercarse a una clínica veterinaria, donde ahí sí pudieron identificar a la dueña y llamarla para que supiera que su perrito estaba bien y podía pasar a recogerlo.

Si el perrito hubiera tenido una placa personalizada con algún dato de contacto, por ejemplo, el teléfono, Pablo hubiera podido llamar directamente en el mismo momento que lo encontró, ahorrando un tiempo de desesperación a su dueña.

Marta es el caso contrario, ella perdió a su gato. Este salió en un descuido a «conocer mundo» y cuando Marta se percató de su ausencia ya era tarde. Por mucho que buscó en los alrededores de su vivienda no lo encontró. Pasaron un par de días y su gato seguía sin aparecer, asique tomó la decisión de poner carteles con la foto de su gato y un teléfono de contacto.

Transcurrieron casi cuatro días más hasta que una persona llamó para decirla había visto el cartel y que el gato de la fotografía coincidía con un gato que desde hacía unos días rondaba por la calle donde esta persona vivía y que incluso le había llevado comida.

Afortunadamente para Marta, cuando fue a la calle donde esta persona decía haber visto a su gato le encontró allí junto a las escaleras de una vivienda y pudo recuperar a su gatito.

En ambos casos, si las mascotas hubieran llevado una chapa identificativa, la situación se hubiera resuelto de forma más rápida, ahorrando tiempo, en ocasiones días, de desesperanza por parte de sus dueños.

¿Chapas personalizadas de acero inoxidable o aluminio?

Los materiales con los que se fabrican las chapas personalizadas son muy variados, desde plásticos a metales como el acero inoxidable.

La elección va en gustos, si bien la fabricación de las chapas suele realizarse en acero inoxidable dado que éste metal es más resistente a la oxidación y los grabados en él quedan muy bien, podemos encontrar también placas para mascotas fabricadas en aluminio cuyo peso es inferior a las fabricadas en acero inoxidable, al igual que las chapas fabricadas en latón.

Las placas fabricadas en estos dos últimos materiales son más livianas por lo que si tu mascotas es pequeña pueden ser una buena opción. No obstante, el peso de las placas identificativas de acero inoxidable no suponen un problema para tu mascota, no es un peso excesivo.

Chapas Identificativa o Llavero de mi Mascota

Muchas de las placas personalizadas permiten ser usadas como llavero con la foto o nombre de tu mascota y al mismo tiempo como chapa personalizada para que ellas la lleven en su cuello.

Es cuestión de gustos, si bien tienes que tener en cuenta que al usarlas como llavero, junto a las llaves, será inevitable la placa termine arañándose, esto debes de tenerlo en cuenta.