PEKIN

† 18/12/2020

Fuiste el más inesperado regalo que llegó a nuestra vida. Una guerrera que pensábamos era niño y supo abrir camino para sus hermanos, siempre tímida y pequeña, pero que se convertiría en una cachorra alegre, intrépida y testaruda.

Muy querida y consentida, también muy inteligente.

Siempre te quedas en nuestra familia, al despertar todos los días lo primero era pensar en ti y en verdad creía que te esperaba un largo futuro con nosotros: hay cosas que no se entienden.

Corre libre y reúnete con todos los que han sido de nuestra familia, mi papi también te conocerá más y de vez en cuando ve por nosotros.
Ho’ hoponopono Pekin.

Te amamos: Fina, Kyarah, Pati, Adriana, tu madre Txachy y Yo, la que más te quiso.

 

Estás en el Cementerio Virtual de Mascotas en el Cielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra