PEKIN

† 18/12/2020

Fuiste el más inesperado regalo que llegó a nuestra vida. Una guerrera que pensábamos era niño y supo abrir camino para sus hermanos, siempre tímida y pequeña, pero que se convertiría en una cachorra alegre, intrépida y testaruda.

Muy querida y consentida, también muy inteligente.

Siempre te quedas en nuestra familia, al despertar todos los días lo primero era pensar en ti y en verdad creía que te esperaba un largo futuro con nosotros: hay cosas que no se entienden.

Corre libre y reúnete con todos los que han sido de nuestra familia, mi papi también te conocerá más y de vez en cuando ve por nosotros.
Ho’ hoponopono Pekin.

Te amamos: Fina, Kyarah, Pati, Adriana, tu madre Txachy y Yo, la que más te quiso.

 

Estás en el Cementerio Virtual de Mascotas en el Cielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *