Cuando ya no están

Lo más maravilloso que nos queda es su recuerdo